miércoles, 18 de enero de 2017

Congresos: Se buscan proyectos y líderes para nueva época

El pasado 4 de enero leí un artículo en ‘El País’ titulado ‘La casa común’. Al terminar de leerlo no tuve ninguna duda de que su autor, Patxi López, sería el  primer candidato que se postularía para Secretario General del PSOE. Aquel texto estaba vinculado con otro anterior del mismo autor fechado el 4 de noviembre, ‘Un nuevo proyecto para un nuevo siglo’, ambos eran la proclamación de ideas básicas para un proyecto de reconstrucción del PSOE. 
Aquí hay discurso y personaje. Seguro que dentro del PSOE hay otros individuos capaces, el mismo Javier Fernandez cuenta con discurso serio y elaborado y transmite capacidad, pero no parece que se postule como líder para pelear por la secretaría general y de Borrell no se sabe.

Hasta la fecha Patxi López es el único candidato postulado ya que ni Susana ni Sánchez han dado un paso al frente, la una sigue enredando y buscando adhesiones pero sin mojarse claramente, sin comprometerse con unas líneas de futuro que pudieran provocar rechazos, así su discurso es lo manoseado durante años, algo que junto con sus gestos y marrullerías causa rechazo en muchos sectores socialistas. A Sánchez quizás se le haya pasado su tiempo presente, no tuvo ni tiene discurso, no parece tener un proyecto claro, si lo tuviera lo hubiera expuesto públicamente y los apoyos entre la militancia son mas contra el aparato del partido que a favor de un proyecto político de futuro, salvo en lo tocante a la organización, temas como el debate, la elección de representantes y la participación de la militancia, son importantísimos, pero falta la línea política que indique para qué organizarse, a qué problemas quieren enfrentarse y qué sociedad pretenden construir.

Los debates de Podemos contienen algunas similitudes de cara al público, lo que más trasciende son las diferencias organizativas. Sin duda las olas del 15-M mojaron a todos, son cuestiones importantes que explotaron en los entornos de la crisis y su gestión por partidos, entidades e instituciones. De poco sirvieron los programas de este o aquel partido si los representantes del pueblo no lo representaron, si los líderes de los partidos hicieron lo que les vino en gana al margen de su militancia, empujados por otros poderes abandonaron a su electorado.

El contrato social que regulaba los proyectos políticos y sostenía el sistema democrático saltó por los aires… todo fue abandonado por las élites, inmobiliarias, constructoras y empresas financieras, -seguros, fondos, bancos, cajas- para hacer tropelías sin fin, cuyo único objetivo consistió en llevarse el dinero a sus bolsillos, endosando al Estado las deudas que ellos acumularon para que las pagáramos la ciudadanía y ello encontró la complicidad de los representantes políticos que se olvidaron de todo para ponerse a su servicio. Poderes e instituciones y representantes elegidos, apartaron las normas éticas y se olvidaron de los representados.

Lo anterior es uno de los aspectos de por qué en los congresos del, PSOE y Podemos y también en los del PP y Ciudadanos se debate sobre organización y representación para rehacer propuestas que transmitir entre los electorados y militancias respectivas. Además en los congresos se ven obligados a debatir sobre la nueva normalidad, caracterizarla y buscar caminos para influir sobre ella. El problema es que sobre estos debates se escuchan menos ideas: que sucede con el monopolio de la energía en España, y cómo diablos establecen sus precios? ello influye sobre toda posible capacidad competitiva; la debacle del sector I+D+i que intentó salir del túnel hasta que llegó la crisis y está en escombros; qué pasa con los déficits que siguen y siguen sin proyectos de medio largo plazo; como se abordará el crecimiento de los precios petroleros, del aumento de inflación, del aumento de costes de la gigantesca deuda en curso; como abordarán el tema pensiones y el cambio demográfico español; que prioridades de crecimiento impulsarán y qué cambios en los sectores productivos… y qué proponen para resolver el endemoniado lío en Cataluña y costes económicos y sociales de cada postura, etc. etc.

La nueva realidad naciente con el cambio de siglo y puesta explosivamente en evidencia con la crisis es la cuestión de fondo sobre la que deberían trabajar estos congresos, al fin y al cabo son parte de los debates iniciados en algunos sectores sociales y que tardan demasiado en llegar a los partidos: las enormes dificultades para mantener o crear puestos de trabajo en un mundo en el que crece la robotización; la disminución de las desigualdades entre países, al tiempo que aumentan considerablemente dentro del mundo occidental; la globalización del poder económico pero no del poder político, lo cual genera una vuelta al pasado de los nacionalismos y proteccionismos; el crecimiento de la deuda mundial y forma de abordarlo, al menos hay que debatir tirar dinero con el helicóptero; la aparente imposibilidad de embridar a los mercados, particularmente los financieros, al menos desde instancias nacionales y por tanto la necesidad de macro acuerdos tipo Unión Europea, al tiempo que ello entraña enormes dificultades para crear nuevas instituciones políticas representativas; las transformaciones provocadas por el cambio climático que aumentarán velozmente guerras, desplazados, sequías, inundaciones; los conflictos geopolíticos que ya está iniciando la era Trump-Putin…

jueves, 12 de enero de 2017

Que les pasa a los hombres. Y mujeres

El escrito de Pepa Bueno lanza un dardo sobre los hombres y mujeres compañeros del acosador, que no de las víctimas. Cual fue su papel en la permisividad y complacencia con el acosador? por qué considerarlo como un hombre bueno digno de estar allí con ellos? esa actitud tan pasiva expulsaba a las víctimas, tendrán conciencia que se despertará por las noches? Al margen de las culpas individuales parece claro que existe una responsabilidad colectiva que salpica a toda persona cercana a víctimas y agresores. 

Creer a las mujeres. Pepa Bueno

¿Qué tenemos que hacer las mujeres para que nos crean? ¿Qué perverso mecanismo hace posible que un catedrático de la Universidad de Sevilla haya seguido dando clases, apoyado por muchos de sus compañeros, seis años después de la primera denuncia por acoso y abuso sexual a dos profesoras y una becaria? ¿Cómo es posible que ellas hayan tenido que rehacer sus vidas lejos y él siguiera en contacto con decenas de estudiantes y profesoras?

¡Seis años! Seis largos años. ¿Cómo es posible que habiendo intervenido el Instituto Andaluz de la Mujer, estando en curso un procedimiento judicial, constando las secuelas psicológicas en las víctimas… él siguiera ahí, donde se cometieron los delitos sentenciados ahora con una condena de siete años de cárcel? Solo ahora, y solo probablemente por la presión de los medios, lo han suspendido de su tarea docente y no podrá, de momento, volver a las aulas. El número de denuncias falsas por violencia de género no llega al 0,1%

Todas las estadísticas oficiales disponibles insisten año tras año en que el número de denuncias falsas por violencia de género no llega al 0,1%. Según la Fiscalía, en el 2015 se presentaron más de 29.000 denuncias, se incoaron 18 causas por denuncia falsa, solo en dos casos hubo condena, ocho se archivaron y ocho están en tramitación. En total, el 0,0077%.

A la vista de la contundencia de estos datos, hay que cambiar la pregunta "¿qué tenemos que hacer las mujeres para que nos crean?" por "¿qué deben hacer los hombres, muchos hombres al menos, para comprender de una vez que ni nuestras vidas ni nuestros cuerpos les pertenecen?". ¿Lo entienden los compañeros del catedrático abusador que lo defendieron? ¡En la Universidad!

Hace solo 40 años, un español podía volverse loco, sacar dinero de su cuenta corriente  familiar y dedicarse a vender helados en el Polo Norte. Una española casada necesitaba el permiso de su marido para trabajar, cobrar el salario o disponer del dinero familiar para el negocio más sensato. Una española casada necesitaba el permiso de su marido para trabajar, cobrar el salario...

Cuarenta años después el catedrático sevillano Santiago Romero ha podido seguir dando clases, mientras una de sus víctimas ha terminado por dejar totalmente la docencia y se ha marchado de España. Tenía el mejor expediente académico de su promoción. Otra abandonó Sevilla, se fue a Granada y sigue siendo interina. Y la tercera ha vuelto a la universidad, pero a otra facultad para no coincidir con su maltratador condenado, mientras él no tuvo que moverse de su sitio. Todas han necesitado apoyo psicológico y una de ellas lo necesita todavía hoy.

Produce escalofríos pensar cuántos casos parecidos a este pueden permanecer ocultos… hoy que todas las leyes reconocen la igualdad, hoy que ninguno de los profesores que han consentido al catedrático se atreverían a decir en voz alta los argumentos que debieron utilizar en voz baja para no creer a las mujeres.

lunes, 9 de enero de 2017

Ayuntamiento de Madrid. Ojo a las ineficiencias

Están poniendo chinas en los zapatos del Ayuntamiento. Son errores e ineficiencias, de quien? No de la alcaldesa, por supuesto, pero sí deberían buscar los responsables directos e indirectos, que están metiendo un gol por la escuadra al equipo de gobierno municipal.

Lunes 26 de diciembre pasado, en el Centro Centro, gigantesco edificio del Ayuntamiento de Madrid, en Cibeles, está anunciada en los papeles publicitarios la actuación de un coro, como actividad dentro de las fiestas navideñas.

Una gran cola de gente mayor y niños se forma en la puerta principal. Una vez dentro, oh! Sorpresa!, solo hay unas poquitas sillas en un entrante de la enorme sala principal del antiguo Correos. Insisto poquitas sillas en el semicírculo frontal, dejando libre las dos alas enormes a derecha e izquierda del semicírculo, libres y con paso prohibido por vigilancia en una de ellas.

El número de sillas es similar a las que pudieran poner en un pueblito de 5.000 habitantes, con la diferencia de que en la con urbanización madrileña viven 6.000.000 de personas, unos 3.500.000 en la capital. Es un contrasentido anunciar en todos los papeles una actividad navideña del Ayuntamiento de Madrid que no contempla asistencia, que habilita solo adecuadamente la décima parte del espacio con sillas, dejando las 9/10 partes vacías y condenado al paso un lateral, abierto el otro para entrar a la cafetería ya aseos.

Pase a los aseos, primera planta, modernizados, frente a la cafetería; el olor a orín es insoportable, apesta a orines de aceras de botellón; en la capital de España, en el Ayuntamiento, inadmisible tal olor, ¿nadie limpia, nadie se percata de su coste? Parecería como si alguien estuviera boicoteando al equipo de gobierno y los responsables del asunto estuvieran conchabados.

Usted coge los ascensores en la 1ª planta y pulsa botones de plantas superiores, no responden, la cabina permanece cerrada, nadie avisa, ningún cartel ni persona dentro de la cabina o en su puerta de entrada indican que no funciona para arriba, tendrá que descubrirlo usted, si no es claustrofóbico y se pone nervioso.

Ítem mas; es lunes 26 y el Centro Centro, enorme edificio acondicionado por el PP con un despilfarro de cientos de millones que debieron engordar los bolsillos de constructoras amigas. Todo el edificio y sus múltiples plantas, salas y actividades, están cerradas, por ser lunes. Es igual que estemos en plenas fiestas, vacaciones escolares, si hay que cerrar para que libre el personal, a nadie se le ocurre contratar más horas, más gente, ¡en la capital de España!

Cortes de tráfico en la Gran Vía, bien cuidar el aire, la tendencia en las grandes ciudades parece ir en esa dirección, a estudiar detenidamente la implementación adecuada de medidas, pero sin duda el transporte público debe aumentar, por fiestas y por cortes… Un ejemplo, descrito por mi amigo Luki en Facebook; el autobús 20, de Moratalaz al centro, produce esperas larguísimas de usuarios en las paradas, montones de gente no pueden subir porque están totalmente llenos.


Son piedras que alguien pone en los zapatos del equipo de gobierno, hay que ser rojos y eficientes, si se vuelcan en rojería abstracta sin preocuparse de la eficiencia práctica en todos los niveles de atención pública, se estrellarán. Las ineficiencias percibidas en cualquier lugar de su gestión pueden costarles muchísimos votos, y lo que es peor, la desafección de sus bases sociales de apoyo. Las aquí manifestadas tienen un coste económico insignificante.

martes, 3 de enero de 2017

Izquierdas en Año Nuevo; Vida vieja (3)

Convertirse en el gran aglutinador, como lo fue el PSOE de los ochenta, requiere tiempo, muchísimo trabajo y bastante más que unas cuantas líneas sobre un proyecto común, en aquel entonces se visualizaba nítidamente en Europa, pero hoy, parece más difícil de construir.

En Podemos, existen múltiples grupos con ideología, práctica e historia muy diferentes, pero por simplificar lo que ha salido últimamente en los medios es que aparentemente hay dos grandes corrientes, una más izquierdista tradicional, cercana en postulados e ideas a la antigua IU, -Iglesias ha cultivado incluso una imagen cercana a Anguita- la otra más proclive a abrirse al centro, a la socialdemocracia, realmente hoy por hoy la única posibilidad de ganar elecciones para gobernar. Aparentemente los Pablistas pretenden ganar utilizando más las viejas tradiciones de izquierdas, su lenguaje y políticas, pretenden sumar fundamentalmente votos de los 1.2.3 de la escala izquierda derecha. El problema es que esos electores, aun sumando todos en una sola sigla, nunca sumaron mayorías suficientes para ganar.

Los Errejonistas, creen que para ganar hay que sumar electores de izquierda, centro, e incluso derecha, afirman rotundamente que con 1.2.3 de la escala izquierda derecha, no es suficiente para ganar, por tanto habría que sumar 4.5 y 6 de esa escala. Y ello solo será posible con un lenguaje y unas políticas adecuadas que se adapten a la gente de centro y a los primitivos apoyos electorales que los impulsaron en 2014 antes de la explosión de Ciudadanos. En ese intento de sumas tan diverso, el miedo lo descartan como política adecuada. Tanto Errejonistas como Pablistas cuentan con personas relevantes que tienen posiciones comunes en muchos aspectos con los del campo contrario. Escuchar a Bescansa suena a música de los otros, los Errejonistas, si escuchan a Monedero, por ejemplo sus ideas sobre la creación de nación española, verán enfurecerse a los militantes de IU y otros extrema-izquierdosos de antaño, muchos de los cuales son colegas de corriente.

Además están los anticapitalistas, aparentemente no son una corriente política con proyecto político diferenciado, son un sector organizado dentro de Podemos que por su importancia, puede decidir con su inclinación a uno u otro lado cual de las corrientes pueda ganar, por tanto venden sus apoyos al mejor postor. El eurodiputado Miguel Urbán, uno de sus líderes, decía hace poco que había que dejarse de broncas internas y montar un partido para derrotar al tripartidismo, PP, PSOE y Ciudadanos. Se supone que intentaba parar la bronca iniciada por los Pablistas en Navidad, en la que intentaban minar prestigio y fuerzas a Errejón.

La frase televisiva de Urbán condensa la idea central de mucha gente en Podemos: hay que crear un partido contra la derecha. Y contra la izquierda y contra el centro, contra todos aquellos que no sean Podemos. La idea muestra con claridad uno de los errores de los que son acusados, sin construir en positivo no habrá forma de ganar, sin construir un proyecto político en positivo que sume gente diversa de izquierda y centro, no podrán ser gran aglutinador, única forma de ganar. Construir la alternativa de izquierda ya lo intentó durante muchos años IU y otros, con pobres resultados.

En la trifulca que tienen organizada, airean bastante lo relacionado con la composición de los órganos de gobierno, debate y representación, lo cual es importante en todos los partidos y sociedades, pero desconocemos un relato sobre qué modelo de sociedad impulsarían con claridad, porque la defensa de la Venezuela de Maduro sigue presente en sus líderes, -como la defensa de Stalin…- también figura la salida de la UE en algún documento de los asociados a Podemos, -la secesión catalana de España y la española de la UE pretenden ser aplicación de consignas anticolonialistas de los años 50/60-. Defender lo anterior puede ser tan lícito como cualquier otra postura, pero un partido con esas líneas en su proyecto de futuro debe ser consciente de sus límites para construir una alternativa ganadora en esta sociedad. Si no lo creen estudien a IU durante años, y estudien por qué surgió Podemos.

De la primitiva postura sobre el impago de la deuda tampoco sabemos demasiado, todo el mundo coincide en que la deuda pública es enorme, mucha de ella está generada por transferencia desde lo privado para ser pagada por lo público, todos saben que el pago de los intereses supone unos 30/50.000 millones de euros, y los tipos de interés pueden subir agravando el peso de la losa… qué hacemos? Defender el impago? Ello implica que el BCE dejaría de comprar deuda española, y entonces? La opción del impago de la deuda sumada a la salida de la UE supondría, seguir manteniendo la deuda en pesetas, pero sin encontrar financiación en ninguna parte del planeta durante mucho tiempo, lo cual impediría abordar cualquier proyecto de futuro.


Qué pasaría con la energía? Sin duda es un problemón seguir contando con una energía tan cara en manos de monopolios de amiguetes, pero, conocen algún proyecto concreto que aborde el tema? al margen de apostar genéricamente por las renovables. De los modelos productivos y de creación de empleo tampoco sabemos demasiado, como se abordaría la creciente robotización mundial? en qué sectores se puede generar empleo con qué costes y resultados previsibles a qué plazos? Proyectos, costos, plazos, resultados previsibles, objetivos, esfuerzos a realizar, apuestas de futuro político, supra-alianzas, pensiones previstas, modelos productivos deseados, tratamiento de la desigualdad, políticas contra la pobreza

sábado, 31 de diciembre de 2016

Izquierdas en Año Nuevo; Vida vieja. (2)

La mezcla de problemas generales globalizadores, con la cuestión nacional aumenta el galimatías reinante, destroza sectores de las izquierdas que se apuntan a la movilización secesionista para no sentirse aislados. La confusión se instala entre los votantes, gran cantidad de las bases socialistas no apoyan la cuestión federal, -cual, de qué forma…- tampoco muchas bases peperas apoyan la España autonómica. No es sencillo encontrar pactos/consensos que resuelvan los problemas al gusto de amplias mayorías, los que aceptan unos aspectos de su partido, rechazan otros, y en la experiencia española las discusiones siempre fueron mayoritariamente dicotómicas, contigo o contra ti, lo cual encaja muy mal con la búsqueda de caminos para este primer tercio del siglo XXI.

A la dificultad de encontrar soluciones, sumen la necesaria diferencia de coincidir en los plazos adecuados, a veces la mejor requiere largo plazo, pero el problema necesita tomar medidas a corto plazo, y no necesariamente coinciden en la misma dirección; contradicción entre estrategia y táctica, los medios pueden estar alejados de los fines. La complejidad de los problemas está en gran parte de las broncas socialistas y podemistas, y por supuesto en las más silenciosas peperas, que rápidamente tendrán que tomar nuevas posiciones ante las ideas de Aznar, las inmovilistas de Rajoy, o incluso las más posibilistas de Margallo. Por ejemplo, la cuestión hoy respecto a Cataluña, no es si se debe votar o no, sino ¿qué votar, en qué condiciones y cuando? Y no duden que estas cuestiones no están resueltas ni en el PSOE ni en Podemos, ni en el PP ni en el resto.

… Las elecciones autonómicas, fueron convocadas por primera vez por los partidos independentistas como un plebiscito por la independencia. Sus resultados arrojaron un número de votos poco inferior al 50% a favor de dichos partidos independentistas y un número de votos ligeramente superior al 50% a los partidos contrarios a la autodeterminación, cuyo resultado llevó a la CUP a declarar públicamente que el plebiscito se había perdido. No obstante, los votos traducidos en escaños, obviando el carácter plebiscitario de la consulta, arrojaron una mayor representación parlamentaria de candidatos independentistas, merced a lo cual se produjo la declaración de independencia.

La declaración de independencia realizada por la Presidenta del Parlament, está apoyada por los representantes de 1.628.714 de votantes a JuntxSí, mas los representantes de 337.794 votantes de la CUP, en total sumarían 1.966.508 de votos ciudadanos sobre un censo electoral de 5.510.853 de catalanes con derecho a voto. Los votos que arropan la declaración de independencia representan un 35.68% del cuerpo electoral catalán. Este es el problema hoy, a esto es a lo que se debería responder, ¿aceptar, o no? como criterio constitucional que la secesión de un territorio sea posible con un 36% de votantes. El debate sobre el derecho a decidir sigue abierto en la sociedad española.

Si no les basta con lo anterior para explicarse la situación actual, sumen la tradición histórica de broncas entre las izquierdas y el caudal de escisiones que provocaron, por supuesto todas lo hacían en pos de la unidad. -Durante los ’70 antifranquistas era sencillo ver al menos un centenar de títulos de publicaciones o nombres de partidos con la inclusión de términos como unión o unidad-. Además la situación que vivimos es apoyada por la estructura competitiva de la sociedad, -y la dicotomía española en las discusiones conducente a elegir entre amigo/enemigo-, se expande por los partidos y potencia disputas intensas por el poder, que los medios utilizan como espectáculo.

Así que mejor no sorprenderse demasiado por el golpe de estado dentro del PSOE, en el que manda una Gestora, que al margen de que su presidente sea bueno, malo o regular, se supone debería convocar un Congreso para discutir y encontrar salidas colectivas, consensuar políticas de medio plazo que permitieran diseñar un proyecto a ofrecer a millones de españoles, y no lo hace por temor a que la bronca no encuentre salidas aceptables para élites poderosas. Gestora que no eligieron los militantes, pero que no quiere dejar el poder que le ha otorgado un sector de las élites hasta no determinar las líneas políticas que marquen el futuro del partido, pretenden dejar atados acuerdos con PP y C’s que determinen el camino del PSOE a medio plazo, lo cual parece lógico decidieran los militantes para facilitar la renovación del contrato social con la ciudadanía.

En el lado de Podemos, está claro que fueron muy deprisa y parte del público perdió la perspectiva de lo dificilísimo que era unir docenas de grupos con diferente historia y práctica política. Unir miles de activistas de muy diverso tipo a la contra, del PP y de los daños de la crisis, era más sencillo que coincidir en proyectos de futuro. Los debates internos no están muy alejados de antaño, definir proyectos comunes y luchas de poder, of course, en gran parte aliñadas con ingredientes nacionalistas de cada territorio y con mezclas de posturas adoptadas por cada grupo con aspectos de unos y otros. Hace un año escribí lo siguiente en relación a la CUP y Cataluña, generalizable a otros lugares:


Se intuía que podría suceder, a pesar de las repeticiones de ‘NO votaremos la investidura’. El independentismo, lo reaccionario, hoy tiene un tirón superior a la lucha por la libertad, igualdad y fraternidad, lo progresista. La lucha contra la desigualdad y por derechos sociales de las clases trabajadoras queda relegada en Cataluña, la independencia de los ricos cuenta con mucha fuerza política y mucho dinero, las presiones han debido ser de órdago desde el día después cuando reconocieron desde la CUP que el plebiscito a favor de la independencia se había perdido. El daño hecho a las ilusiones y confianza de mucha gente con espíritu de izquierdas ha sido enorme. Confiaron en los anticapitalistas, y comprueban que su capacidad de lucha y resistencia ante el nacionalismo ha sido mínima; lo que fácil y líquido viene, fácil y líquido se va. Será difícil, pero más sólido y progresista construir utilizando los valores de la Ilustración, racionalidad que relegue el romanticismo ilusionista del paraíso, partir de un contrato social entre ciudadanos, una Constitución, que establezca libertad fraternidad e igualdad, sin reconocer privilegios antiguos que obliguen a una identidad individual eliminando otras. 

viernes, 30 de diciembre de 2016

Izquierdas en Año Nuevo; Vida vieja. (1)

Las izquierdas españolas están discutiendo entre sí, como es tradicional, tanto en el PSOE como en Podemos, y en otros grupos dentro y fuera de los dos candidatos a gran aglutinador, igual da que sean agrupaciones centrales o periféricas, todas las piezas están descolocadas. Seguro que muchas veces tienen razones para debatir, no crean que sean chorradas todo lo que se discute, incluidas las luchas de poder, que son parte imprescindible de la política, de hecho no soy capaz de imaginar un partido político sin broncas y zancadillas y mucho menos ahora con la confusión que vivimos este cambio de época.

Las transformaciones que están sucediendo afectan brutalmente a la sociedad occidental, dando por finalizado el largo ciclo post II Guerra Mundial, y a los españoles en particular. La crisis económica no solo fue el destrozo causado por el capitalismo financiero internacional, en España, además tuvimos particularidades: la burbuja inmobiliaria y de crédito, el gasto desaforado del dinero público desviado a bolsillos privados, potenciado por el capitalismo de amiguetes; el destrozo del mercado de trabajo hasta acercar un tercio del mismo al tercermundismo, la crisis hizo tambalearse el edificio de organización del estado, rompió los esquemas de representación partidaria, etc. etc.

Los cambios que se produjeron, y los que están en marcha, como la implantación extensiva de la robotización que eliminará millones de puestos de trabajos, tienen que ver con fuerzas muy poderosas difíciles de controlar nacionalmente, la globalización implica pérdida de soberanía nacional en múltiples campos: las relaciones internacionales determinan gran parte de las políticas nacionales, máxime en la UE, desde la defensa y el medio ambiente, a la moneda y BCE, desde el comercio internacional, precios y disponibilidad de mercancías o materias primas, a la producción industrial o de los servicios; la deslocalización industrial y los impagos generalizados de impuestos son imposibles de resolver localmente, el dominio de los mercados financieros sobre los productivos se hace imposible de regular nacionalmente, los vaivenes de los países emergentes quedan fuera de cualquier soberanía, la fluctuación de sus monedas y capacidad económica con fuertes ascensos en el tránsito de siglo y caída actual, no se pueden controlar/prever localmente. Añadan el problema demográfico que afecta a pensiones, puestos de trabajos, representación social, sanidad, educación…

Lo que se debería estar debatiendo ahora en los partidos y en la sociedad, son los temas que no fueron discutidos en los años de transición del siglo XX al XXI, ¿qué esfuerzos queremos hacer? ¿Hacia dónde queremos ir? ¿Por dónde podemos caminar con nuestros recursos?… y ¿a quienes encargamos la representación de nuestros deseos y bajo que normas? Los partidos no tuvieron proyectos elaborados en su día para afrontar un cambio de época. Ni los tienen ahora, entre otras razones porque la gente, la base social tampoco tenemos claro, ¿qué queremos y con qué fuerza lucharemos por ello?

La confusión es enorme respecto a lo que sucede en el mundo, ni siquiera sabemos bien cómo nos afecta, en consecuencia, desconocemos cual es el camino que deberíamos tomar? así que los electores son inestables, cambiantes, volátiles, los militantes y simpatizantes están en pleno proceso de forjar agrupamientos en torno a preferencias de modelos políticos y económicos,  en gran medida se están rehaciendo ideas y alianzas nuevas con aspectos viejos y nuevos entrecruzados, que todavía no están claros, de hecho los apoyos no llegan a ser firmes y basculan en una y otra dirección tanto en el mundo empresarial, como en la derecha o la izquierda.

En todos los ámbitos el desconcierto se agranda al mezclarse la posible independencia catalana. Entre las izquierdas se abandonan postulados clásicos de solidaridad, internacionalismo y se aferran a posturas de los independentistas, con gran componente filosófico neoliberal. Desde los órganos de poder nacional, que controlan mayoritariamente, luchan por la libertad de que los impuestos de los ricos sean para ellos, los impuestos para quienes los generan. El principio básico del capitalismo neoliberal es que los ricos no pagan impuestos, y si lo hacen, quieren que el Estado los reinvierta en su finca. Esta es la idea que defiende los paraísos fiscales, y la secesión catalana. Por supuesto no solamente es eso, pero ese es un aspecto esencial del independentismo.

viernes, 23 de diciembre de 2016

En memoria de Antonio. Muerto en accidente de coche

Mi amigo Antonio ha muerto en un accidente de coche; su mujer malherida. Fueron a visitar a su hija y reciente nieta y el azar hizo coincidir una vida nueva cambiándola por otra madura. Nos conocimos hace mas de cincuenta años en el entorno del Hogar del Empleado, con experiencias comunes diversas. Hace siete años escribí algunas experiencias compartidas de nuestras vidas. En su memoria lo transcribo.

Batallitas del abuelo Cebolleta. Serigrafías en Antonio's 1975/76/77

Serigrafías en el piso de la C/ Antonio López. 1975/76/77

Aquel piso de la calle Antonio López, donde vivía Antonio Ab., olía a tinta de serigrafía nada más abrir la puerta. En él teníamos instalado un taller de producción y secado de cartelería realizada con procedimientos serigráficos por los dos Antonios, Ab. y Pino.

A Antonio Ab. Le conocí en la etapa post residencia, post mili, época de agrupamientos de 4 o 5 jóvenes en pisos a finales de los sesenta comienzos de los setenta, todos extremaizquierdosos, el estaba en uno de ellos. (Cuando posteriormente vivieron en el de la Cruz Verde, ETA les puso una bomba en la misma puerta, no a ellos, coincidió el lugar). Era algo mayor que yo y estudiaba Bellas Artes. Recuerdo como se sorprendió un día que vino al pueblo a casa y en el taller, mi padre que pintaba, dibujaba, esculpía, (del que empecé aprendiendo yo), le enseñó las resinas que cogía de los pinos para hacerse trementinas y líquidos mezclables con pinturas.

De Antonio Ab., conservo un retrato a lápiz que me hizo en 1971 en Arenys de Mar, donde fue a trabajar en verano de camarero para sacarse un dinerito y nosotros, mi mujer y yo, fuimos aquel verano del 71 allí de vacaciones. Ese verano descubrí el pollo asado, pulest al ast, le echaban coñac y me sabía a gloria.

De Pino he visto hace poco acuarelas, correspondientes a una exposición que montó, son sensacionales. Si entonces dibujaba maravillosamente en pequeño y gran formato y hacía historietas con gran fuerza y preciosas, de las que conservo dibujos, ahora las acuarelas, de las que tengo una, son geniales.



En una organización es muy importante sumar, y casi todo puede sumarse, no solo militantes y agitadores, son necesarios profesionales, los abogados estaban muy cotizados, montar un despacho en los setenta era prácticamente imprescindible y servía de gran apoyo a las luchas obreras. Contribuyentes de dinero, siempre fueron necesarios, la vida clandestina cuesta mucho, la agitación y propaganda, materiales, maquinaria, era muy costoso. Son necesarios artesanos fabricantes de cosas susceptibles de venderse en puestos callejeros o en los lugares de trabajo, ya sean muñecos de escayola, cuadros, u ornamentos varios.

Cualquiera podía ser útil, nada mas había que buscar una actividad adecuada, por ejemplo encubridor, o transportador de documentación, o destructor de material. En aquellos tiempos de los setenta, y no digo nada antes, las necesidades en las organizaciones rojas eran muy grandes y todo valía para sacar pasta o para agitar y acercar voluntades.

Así que muchas personas en campos muy variados podían aportar su grano de arena y cualquier actividad se convertía en militante si era dirigida a la lucha (antifranquista o revolucionaria), por una sociedad mejor, siempre era útil y bien recibido, máxime cuando los lazos se establecían de forma estable.

Los Antonios, estaban entonces vinculados al mundo del arte y siguen hoy. Realizaron buenos carteles que reproducían de forma artesanal mediante diferentes técnicas serigráficas, al final, también la fotosensible, recuerdo sobremanera 2 de ellos, los mineros y el cartel de ‘viva el 1º de Mayo de 1.977’ lo hicieron ellos, dibujo que luego utilizamos en otros momentos.

El del 1º de Mayo reproducido en papel de periódico, doble hoja, muy barato y llamativo, perfecto para agitar. El de los mineros era una lámina para la venta por tanto reproducida en mejor papel. En ambos casos recuerdo los olores a tinta de aquel piso de la calle Antonio López, frecuentado por otros 2 Antonios, trenzado de cuerdas por las habitaciones donde se colgaban con pinzas de la ropa cada ejemplar esperando su secado para su posterior transporte y difusión.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Pocos lugares como Bilbao para disfrutar de la modernidad. 3

Bilbao sufrió con la crisis industrial de los ochenta, inició la década con 433.000 habitantes y empezó a perder muchísima población, en los noventa comenzó su andadura modernizadora dejando atrás parte de su enorme fuerza industrial, culminada con un salto espectacular hacia los servicios. Hoy es una gran ciudad con 345.000 habitantes –en una conurbación cercana al millón-, moderna, preciosa, extremadamente limpia y cuidada, rebosante de vitalidad. 

 

 

Y rica, miren donde miren, verán riqueza, en las viviendas, en la profusión de zonas infantiles, parques y jardines, y la ría… y una colección extraordinaria de edificios, muchos de ellos dotacionales que debe costar una pasta mantenerlos. Hasta las barandillas y escaleras de algunos mercados antiguos parecen ser de teatros.

El estado federal español, la autonomía, -en su caso han tenido una relación cuasi confederal, de su país con España, no con los diversos territorios- de les ha ido muy bien, comparen del 80 hasta hoy, sin duda su especial financiación, el concierto económico,  les hace contar con mayores recursos que el resto, al igual que en el caso de Navarra, el cupo permite tener mayores recursos. Si además están bien  administrados pueden dar resultados muy favorables.

 








Como indiqué ayer, en mis viajes de hace 50 años la carbonilla y el óxido eran las señas de identidad de Bilbao, que ya no vi en 1997. En los primeros ochentas un grupo de ‘jóvenes uccos’ celebramos unas jornadas en Rentería y Fuenterrabía, pudimos comprobar paisaje y comida excelentes aún en tiempos oscuros; En aquellos años llamaba la atención ver muchas mujeres por las calles de los pueblos, era evidente que se hacían notar más que en el resto de España.  En todos los viajes encontré paisanos que me insistieron que sus productos locales eran los mejores del mundo, fueran paisajes o pimientos, vino o pescados... nada era comparable a lo de allí.

En los noventa fuimos de vacaciones a Donostia, una preciosidad en toda regla, en otra ocasión a Vitoria, siempre figurando en los primeros lugares de ciudades españolas con mejor calidad de vida… por supuesto el paisaje, montaña, campo, mar, ciudades, siempre fue espectacular, -como en toda la cornisa norte-, la comida, los pinchos, el vino, llamaban la atención,…
 

 

Ahora bien pueblos bonitos en España hay muchos, y en Europa, la mayoría de las veces se logra solo con dejar pasar el tiempo, sin que hayan sido destruidos será suficiente. En las grandes ciudades es muy diferente, hay que construirlas permanentemente y adaptarlas a nuevas realidades, lo cual implica romper y crear, respetar elementos viejos e incorporar nuevos. La gente tiene que encontrar trabajo para consolidar su población, deben existir servicios que satisfagan necesidades de todo tipo, comercial, ocio, deportivo, cultural, sanitario, educativo…

Proyectos e ideas de medio y largo plazo serán imprescindibles, por tanto el respeto de unos y otros a las aportaciones de todos será muy importante para consolidar una buena ciudad. Así las políticas de mandatarios,  Gobierno Vasco, Diputación Foral de Bizcaya y Ayuntamiento de Bilbao sumadas a las políticas de oposición, se manifestarán por lustros, organismos y entidades de sociedad civil influirán en sus desarrollos, tanto por acción como por omisión. Todo ello deja un poso visible que puede buscarse al visitar una gran ciudad.


 

 

Si tienen la suerte de pasear por Bilbao disfrutarán de edificaciones maravillosas, muchas tienen más de cien años, pero, al mismo tiempo no dejen de disfrutar de la modernidad de las construcciones del tudelano Rafael Moneo como la Biblioteca de la Universidad de Deusto, o del japonés Arata Isozaki, complejo de edificios Isozaki Atea; verán el puente del valenciano Santiago Calatrava; o los gusanos del británico Norman Foster en el metro; o el edificio Meliá del mexicano Ricardo Legorreta.  Juan Coll Barreu y Daniel Gutierrez diseñaron la espectacular sede de la Sanidad Vasca, Osakidetza. También verán la nueva catedral, el Palacio Euskalduna realizado por un madrileño y una bilbaína, Federico Soriano y Dolores Palacios; aparece visible desde todas partes, La Torre Iberdrola, obra de Cesar Pelli, argentino norteamericano; Philip Stark diseña la Alhondiga, Alvaro Siza la UPV, Krier y Breitman el precioso edificio Artklas, etc. etc.

 

 

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Bilbao, abandonó el nacionalismo y crece grandiosa. 2




El Guggenheim ha sido la llave utilizada por las instituciones para modernizar Vizcaya. Y no duden que influirá en sus gentes como toda gran catedral hizo siempre, el proyecto no trata solamente de un componente arquitectónico, todo él contiene fundamentalmente una filosofía que influirá en el entorno social, en el cual ya se nota su iteración. Podemos interpretar que su realización fue posible porque las formas utilizadas, los sistemas, las pretensiones, quedaron totalmente alejados de las ideas nacionalistas.

El resultado económico provocado por el museo ha sido un éxito, en los primeros cinco años el turismo aumentó un 500%, los más de 5 millones de visitantes, dejaron más de 500 millones de € en consumos, hostelería y alojamientos, solamente con los impuestos relacionados con dichos consumos, unos 100 millones, se pagó la construcción del Guggenheim.

A partir de entonces Bilbao despegó con nuevas construcciones y proyectos situándose en otro nivel. El éxito ha sido innegable, llevó a Bilbao, Vizcaya y País Vasco al escaparate del mundo moderno y ello fue posible al romper el anclaje con ideas que privilegian el localismo nacionalista, buscando fuera de sus fronteras otras realidades, otra calidad que no se encontraba en el País Vasco,  -Basque Country, así se definen ellos en su publicidad internacional-.


 


El arquitecto será Frank Ghery, canadiense simbólico internacionalista globalizador afincado en Los Ángeles, California, uno de los paradigmas de la modernidad, de la fusión de razas y culturas antípodas de conceptos tribales de pureza. El programa de diseño aeroespacial CATIA, de Dassault Systemes, será un elemento de vital importancia para construir el Guggenheim al permitir su diseño y cálculos necesarios partiendo de los dibujos y maquetas de Ghery que contienen variedad de volúmenes interconectados.

 

El proyecto no buscó en el territorio de la tribu las ideas o los materiales que utilizarán en la construcción, encontraron en el mundo lo que consideraban necesario para avanzar mirando más allá del terruño, anclaje de los ideales nacionalistas. Así la piedra caliza de los revestimientos de suelos y fachadas proceden de Huescar, Granada; el famoso recubrimiento exterior que le otorga personalidad mundial muestra el proceso de globalización, realizado tras la protección de aislantes antihumedad y térmicos, el recubrimiento con miles de placas de titanio laminadas, utiliza el Rutilio, un mineral procedente de Australia , se funde en Francia antes de su laminación en Pittsburgh, y recibe un tratamiento especial en el Reino Unido antes de su colocación.



Las formas externas tan particulares y difíciles de definir, enormemente variadas, están basadas en similares retículas metálicas para soportar cargas en los laterales dejando grandes espacios libres para exposición, tuvieron que ser logradas con el programa de diseño CATIA, pueden apreciarlas muy similares en la ingeniería de los puentes de Nueva York, dichas retículas se forman con perfiles metálicos de unos 3m para facilitar transporte y ensamblaje en obra; aceros, yesos –drywall- escayolas o los vidrios fabricados con partículas metálicas en su interior para evitar calentamiento solar, pero dejando entrar la luz, fueron buscados donde mayor calidad ofrecían, sin importar cercanía o lejanía con el terruño…


 Todo el proyecto está realizado rompiendo anclajes con el pasado, los experimentos e investigaciones de diseño, de construcción de materiales realizados en lustros anteriores fueron aplicados y actualizados en este novedoso proyecto. Ha buscado ideas en la modernidad, y las ha encontrado, lo cual se encuentra perfectamente alejado de la filosofía de Sabino Arana. 


lunes, 12 de diciembre de 2016

Bilbao, abandona el nacionalismo y crece grandiosa. 1





   Hace 50 años viaje a Bilbao, recuerdo la ciudad y alrededores impregnada de óxido y carbonilla, mis fotos de entonces me lo recuerdan. En 1997 pocos días antes de la inauguración del Guggenheim llevamos a mi madre y suegra a ver aquella maravilla, empezaban a notarse cambios modernizadores, por ejemplo el metro y sus impactantes entradas agusanadas de Norman Foster.  (Perro, Jeff Koons)







 Miren el Guggenheim detenidamente y verán como el icono que mejor representa el renacimiento hacia la modernidad de Bilbao comenzó a funcionar enterrando leyendas nacionalistas. Bilbao entró en el siglo XXI, con enorme éxito y un aroma del que está impregnada toda la ciudad, precisamente apartando viejos clichés localistas.

 El edificio es una grandiosa obra de escultura arquitectónica, o arquitectura escultórica les abrió las puertas a un mundo nuevo. La crisis de los ochenta causó estragos en Bilbao, se desangraba perdiendo población, su enorme tejido industrial del XIX-XX no logró resistir el paso del tiempo. En éstas, las instituciones vascas ponen en marcha un proyecto de futuro, novedoso, ilusionante, sustitutorio de los mimbres anteriores. (Araña, Louise Bourgeois) 
 


En el proyecto involucran y participan fuerzas externas, ideológicamente en las antípodas de los nacionalistas: Comenzaron relacionándose con la norteamericana Fundación Guggenheim, -ya tenían museo emblemático en Nueva York y otro en Venecia- encargando el icónico proyecto de Bilbao con la intención de modernizar la ciudad al canadiense Frank Ghery. (Perro Jeff Koons, Bolas Anish Kapoor)


 Alrededor del edificio del Guggenheim miren las firmas, verán las señas de identidad del cosmopolitismo internacionalista globalizador, Louise Bourgeois, Jeff Koons, Jenny Holzer, Richard Serra, Anish Kapoor … o bien miren las exposiciones que montan, en estos momentos una extraordinaria dedicada a Francis Bacon –no se la pierdan-. (Terraza del Atrio y Puente La Salve)

   

      



Todas las fotos son del autor, Manuhermon.