viernes, 19 de enero de 2018

Acerca de las autopistas catalanas

A continuación publico información sobre las Autopistas Catalanas, que transcribo recogido de ''In Lucro'', un blog que lo publica con la referencia © Sawalhas. 2010 como autor. Por supuesto está vinculado a la independencia catalana, a los lamentos y quejas de tener allí las autopistas de pago utilizados en la propaganda indepe, la cual olvida que tiene que ver con el enriquecimiento de familias soberanistas, y también vinculado a la corrupción sistémica, tan igual la de allí como la de aquí, como la de otros lugares. Corrupción que no se arregla con la independencia, entre otras cosas porque gran parte de sus máximos promotores son los mismos.

En julio 2017 escribí ''Andaluces secesionistas. Otra fase del proceso'' como respuesta argumental a dos panfletos publicados en blogs escritos supuestamente por andaluces favorables a la secesión, pero sobre todo cargados de una sarta de afirmaciones sin demostración alguna para justificar su apoyo a un proyecto supremacista, racista, y neoliberal. En uno de esos panfletos se citaba como una de las razones para la independencia la maldad de estado español con los catalanes por hacerlos pagar en las autopistas catalanas.  No dejen de leer lo siguiente aunque sea mas largo de lo habitual, y faltan muchos capítulos:

HISTORIA FINANCIERA DE LAS AUTOPISTAS CATALANAS. POR SAWALHAS. 8 ENERO, 2018 BELGE
Capítulo 1. El origen de la fortuna del Clan Pujol.

Las autopistas catalanas se iniciaron con una sociedad que estaba presidida entre otros por un tal J.Pujol, un tal G.Walker y una llamada Liga Españolista (no es coña). Por más que lo he intentado, no he conseguido averiguar quienes la formaban.

Se constituye la sociedad que desarrolla las autopistas catalanas  y claro...necesitan financiación. Pero los Bancos Americanos (de USA) solo están dispuestos a prestar en dólares y a cobrar en dólares, nada de pesetas.  Entonces, el señor J.Pujol y el sr G.Walker se van a (Madrid) a hablar con el capo de un régimen político muy malo con los catalanes, y acuerdan hacer un fondo de compensación para dichos préstamos, de forma que todas las Cajas de Ahorro de las Españas son ahora contribuyentes solidarias en caso de que fluctúe el cambio peseta/dólar y no permita hacer frente al pago de la deuda.

Y hete aquí que el dólar pasa de las 60 pelas a las 200… la deuda se ha multiplicado por tres y entran a pagar las cajas de ahorros de los mesetarios, los extremeños, los andaluces, murcianos….

En fin una autopista que nos ha costado el triple y que pagaron comunidades en que las carreteras nacionales no estaban ni pintadas, mientras costeamos una autopista para que vengan turistas y los dueños de los hoteles se lo lleven crudo a Andorra.

Pero no acaba ahí la historia;  a pesar de dicho fondo de compensación, la empresa entra en quiebra!! Si si ..¡Como lo oyes, Belge!… entra en quiebra y es la CECA la llamada a  recapitalizar tan benéfica sociedad.  (En ese momento) la empresa ya nos ha costado (a los mesetarios) cuatro veces  las autopistas franquistas.  

Para más inri, ahora vienen los nacionalistas (hijos de los gestores de las autopistas) a quejarse de que los catalanes pagan (y pagamos) peajes y los otros no,  cuando haciendo las sencillas Cuentas de la Vieja resulta que las autopistas catalanas nos costaron, de entrada, cuatro veces la inversión inicial.  A esas sumas, hay que añadir el coste de oportunidad de las décadas perdidas en desarrollo por la falta de infraestructuras de otras regiones”.
© Sawalhas. 2010


Capítulo II. Andorra

Querido Independentista, he intentado explicarte algunas veces la desgracia financiera de las autopistas catalanas. Es duro, lo sé, que un charnego os venga a decir que todas las verdades  que habéis estado mamando son mentira….muy duro, lo entiendo.

Todas estas cosas las aprendí de pura casualidad, leyendo y rebuscando entre auditorias de sociedades que cotizan en Bolsa; se puede llegar a aprender mucho estudiando auditorías. Antes de internet tenias que ir a la biblioteca, ahora es más fácil.

Te explicaré muy por encima el concepto de Cuenta de Resultados. Las empresas de servicios públicos tienen que afrontar, fundamentalmente, los gastos de explotación y el pago de la deuda: la amortización es pura ficción.  En el caso de las autopistas que nos ocupa la deuda la pagaban las Cajas de Ahorro (luego te cuento un matiz interesante) y los gastos de explotación se pagaban con los peajes.

Te preguntarás, entonces, como pudieron entrar en quiebra las autopistas catalanas.  La respuesta es sencilla.  Mientras los andaluces, extremeños y el resto de mesetarios pagaban en dólares la deuda, los Gestores se llevaban o distraían… lo que ingresaban por peajes. Luego, los catalanes nunca han pagado ni siquiera los gastos de explotación de las autopistas. Entiéndase por gastos de explotación los sueldos de los empleados y del consejo (léase: Pujol, Garrigues y Liga Españolista).

Una cosa sí es cierta: ¡siempre han sido privadas! Claro. Pero  se te olvida un pequeño matiz: privadas con el respaldo de las Cajas, hasta que la CECA se hartó de poner dinero; entró en la gestión y en el año 91, fuerza la salida a bolsa. ¿Te suena ACESA?

¿Y cómo aportaban a la fiesta de la Casta Catalanista las Cajas de Ahorros? ¿En función del pib regional? NOOOOO… ¡En función del volumen de depósitos!…En la cúspide de la Fiesta (a principios de los años 80) el volumen de depósitos de Andalucía era igual que el de Cataluña…nunca comprendí como Andalucía, siendo más pobre, tenía el mismo volumen de depósitos… hasta que fui a Andorra. En la frontera con Andorra mientras a los charnegos nos miraban cuantos kilos de azúcar habíamos comprado,  los Mercedes (de empresarios catalanas) con matricula de Andorra pasaban, entre reverencias, con el maletero cargado.

P.D. La documentación la puedes consultar en el sótano de la Bolsa de Barcelona, o acudiendo a la Sede de Abertis, (antigua Acesa) sita en C/Gala Placidia, Barcelona. Por ejemplo, las cuentas anuales del ejercicio 1987.
(c) Sawalhas

Capítulo III. La Privatización

Ahora que Pepiño Blanco (el que cursó Matriculación de Primero de Derecho en Universidad Pública) ha abierto el debate y quiere implementar peajes en toda España para costear las infraestructuras (que ya hemos pagado entre todos), convendría tener en cuenta algunas premisas:
1.   Los que más han recibido deberían pagar mas
2.   Los que las han disfrutado primero son los que deberían pagar primero
(A todos fines útiles, conviene recordar – gracias a las hemerotecas – los tiempos aquellos en que algunas infraestructuras sufragadas a escote (dinero de todos), eran “reprivatizadas” varias veces, en beneficio de los mismos.  Miguel Boyer, que Dios acoja en su Liberal Gloria,  tenía siempre argumentos económicos difíciles de rebatir)
http://www.elpais.com/articulo/economia/CAMPO/_JULIAN/BOYER/_MIGUEL/AUTOPISTAS_CONCESIONARIA_ESPANOLA/_SA/EUROVIAS/Miguel/Boyer/opone/ACESA/permanezca/sector/publico/elpepieco/19850612elpepieco_14/Tes
“El ministro de Economía y Hacienda, Miguel Boyer, se negó tajantemente, en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos del pasado lunes, a que las acciones que el Fondo de Garantía de Depósitos tiene en Autopistas Concesionaria Española (ACESA) -el 57,8% del capital- pase a poder de la Empresa Nacional de Autopistas, argumentando que el papel del Fondo de Garantía, y en definitiva del propio Estado, es propiciar la reprivatización, al mejor postor, de las participaciones públicas.

Julián Campo, ministro de Obras Públicas y Urbanismo, había planteado ante la comisión delegada la necesidad de que la Empresa Nacional de Autopistas se hiciera con el control mayoritario de ACESA para que el Tesoro redujera gran parte de las pérdidas asumidas tras la nacionalización de Autopista del Atlántico y de Aucalsa con los beneficios de las autopistas catalanas.

La reunión de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos del pasado lunes fue bastante más dura de lo que era previsible ante la negativa del ministro de Economía a tomar siquiera en consideración la posibilidad de que las acciones de ACESA que pertenecen al Fondo de Garantía, adquiridas para el saneamiento de Bankunión en abril de 1982 cuando fue comprado por el Banco Hispano Americano, pasaran a la Empresa Nacional de Autopistas -sociedad perteneciente al Patrimonio del Estado- y de esta forma reducir en algo más de 200.000 millones de pesetas las pérdidas en que incurrirán el resto de autopistas públicas que fueron adquiridas para impedir la quiebra de empresas de la construcción ligadas a instituciones financieras e incluso de entidades de depósito que participaban en el capital de aquellas concesionarias.

Miguel Boyer, cuyo nerviosismo se hizo patente en el transcurso de la comisión delegada a medida que los ministros le pedían que no elevara el tono de voz, señaló que el objetivo básico del Fondo de Garantía de Depósitos -en el que el Banco de España aporta el 50% de las cuotas y la totalidad de los anticipos para sanear bancos en crisis- era privatizar vendiendo al mejor postor, independientemente de que la opción pública pudiera reportar pérdidas inferiores al Tesoro.

En medios de la Administración ha sorprendido la postura cerrada del ministro de Economía dado el ahorro de fondos públicos que se obtenían con la adquisición de la mayoría de las acciones de ACESA por parte de la Empresa Nacional de Autopistas. Los cálculos aportados por el ministro de Obras Públicas señalaban que, sin la incorporación de ACESA el Estado tendría que aportar 300.000 millones de pesetas para el saneamiento de Autopista del Atlántico y Aucalsa en los próximos 15 años, mientras que de incorporarse la mayoría de Acesa al conjunto de autopistas públicas la aportación se reduciría a 100.000 millones de pesetas. El déficit del Estado se vería reducido en esa misma cuantía. Lo que sorprende, además, es el hecho de que ACESA es rentable gracias al seguro de cambio de que goza y que consiste en que el Estado paga la diferencia que hay entre el cambio de la peseta hoy y el que regía cuando se consiguieron los créditos que hicieron posible la construcción de la autopista.

Los ingresos obtenidos por el seguro de cambio en 1984 ascendieron a 13.000 millones de pesetas, mientras que el fondo de reversión y el dividendo de ACESA en ese año fue de 5.594 millones de pesetas. Sin seguro de cambio ACESA estaría en quiebra y gracias a él puede soportar los costes e incluso realizar la amortización de la inversión realizada y retribuir a sus accionistas privados. “
(c) Sawalhas

Capítulo IV. Las Auditorías de infarto

O sea, que diría un castizo, mientras que otras concesionarias y empresas de autopistas perdían dinero, ACESA  -que recibía ingentes ayudas públicas  – ganaba dinero con el seguro de cambio (el dólar cotizaba a 65 pesetas en  1967 y a más de 200 pesetas en 1985)  y se dedicaba a pagar dividendos incluso más generosos que los de las eléctricas.

En esas circunstancias, solo era cuestión de tiempo que los problemillas contables de tan peculiar sociedad buscaran un hueco en las portadas de la época, con titulares tan llamativos como estos:
“El Consejo de Administración de Autopistas Concesionaria Española, SA (ACESA), ha pedido explicaciones a Peat Marwick, sociedad auditora en los últimos ejercicios, para tratar de establecer las posibles responsabilidades en que hayan podido incurrir por no detectar la presunta desviación a destinos desconocidos de una cifra superior a los 300 millones de pesetas en un período de tiempo comprendido entre 1979 y 1983. La compañía ACESA ha pasado un informe al fiscal general del Estado por si se ha producido algún delito.

La delegación del Gobierno en las sociedades concesionarias de autopistas también ha recibido copia del informe, ya que esta delegación realiza una censura de cuentas de todas las empresas de autopistas, lo que puede significar que, según fuentes del sector, la delegación del Gobierno no habría controlado con total celo las operaciones de ACESA en aquellos años. La presunta desviación de 300 millones de pesetas, realizada cuando era presidente de ACESA José María González Vallés -quien se encuentra en paradero desconocido-, no plantea problemas para la propia empre sa, ya que, se hallan contabiliza dos todos los pagos por servicios que se consideran inexistentes e incluso se practicaron las retenciones a cuenta de la liquidación con el Ministerio de Hacienda. Esta perfecta contabilización de los pagos es posiblemente la razón que ofrecerán los auditores externos como justificación de la imposibilidad de detectar los posibles fraudes internos que se realicen en una sociedad, que cuando están se encuentran respaldados por documentos de liquidación debidamente firmados por los máximos responsables de la sociedad.

La desviación de fondos, cifrada documentalmente en la actualidad en unos 330 millones de pesetas, fue detectada por los nuevos responsables de la sociedad -nombrados por el Fondo de Garantía de Depósitos al convertirse en accionista mayoritario de la empresa por la adquisición del paquete mayoritario dentro de la operación de reflotamiento de Bankunión, en abril de 1982- al tratar de renegociar un crédito por valor de 112 millones de francos suizos, obtenido en junio de 1981 y cuyo agente era una sociedad financiera suiza, Crafin S.A. filial de la Rothschild.

Las sospechas surgieron cuando la sociedad Crafin se negó a aceptar el pago anticipado de este crédito aludiendo que en el contrato suscrito en su momento no se contemplaba la posibilidad de cancelar anticipadamente la operación. Si se quería amortizar anticipadamente se impondría una penalización por lo que pudiera significar de lucro cesante para los prestamistas. Lo normal es que las operaciones de crédito a interés variable incluyan clausulas de pago anticipado como salvaguarda para el tomador ante posibles elevaciones de los tipos de interés por encima de cantidades consideradas como normales.

El crédito, contratado en condiciones malas en cuanto a diferenciales de tipo de interés y elevadas comisiones por su gestión, contenía el pago de servicios y asesoramiento no justificados y que en cualquier caso eran bastante más elevados de los habituales de otras firmas de reconocida solvencia. Lo mismo ocurría en otras operaciones similares, en las que los nombres de las instituciones financieras se repetían con cierta asiduidad. Carlos Bustelo, presidente de ACESA nombrado por el Fondo de Garantía de Depósitos, encargó la investigación sobre la finalidad real que tenía el pago de aquellas facturas en las que aparecieran los nombres de las sociedades de asesoría financiera y técnica. Las conclusiones a que se ha llegado es que tales pagos podrían no corresponder a servicios reales y que se trataría de una pantalla para desviar fondos. “
Sawalhas

martes, 16 de enero de 2018

Zaragoza (8). Mercado y entramado comercial






El mercado, un bonito edificio modernista que apenas se aprecia por su interior, tapada su estructura de hierro por tonterías de aire acondicionado y cadenetas, hoy abigarrado de puestos e instalaciones con varios pasillos que apenas permiten disfrutar del edificio y de los puestos de ventas, está a punto de ser rehabilitado, la base de hormigón está terminada unos metros más abajo, pegada a los restos de la muralla, preparando ya su traslado.











El entramado comercial y sus franquicias no apabullan todavía, no han terminado con el pequeño comercio que resiste por el centro. Sí es posible encontrar antiguos bares que mantienen aspecto y nombres, hoy regentados por chinos tratando de aclimatarse a las tapas o los cafés y churros. También son perceptibles muchas fruterías, aquí algo diferentes a las marroquíes madrileñas. Y dulces, panes y pastas, por muchas calles.





















domingo, 14 de enero de 2018

Zaragoza (7) Una ciudad limpia




Merece destacarse Zaragoza por su limpieza, a diferencia de otras muchas ciudades por los lugares comerciales, de copas, de comidas, rincones de edificios susceptibles de guardar meadas, desperdicios, cajas, etc. no se observan por un amplio centro de la ciudad, parques y plazas. Comprobado in situ, posteriormente he tenido oportunidad de revisar las varias docenas de fotos que hice y en ellas siempre se observa limpieza.






A pesar de su amplia población juvenil y lógicamente festiva, -y mucha población infantil- por un amplio centro no se ven desperdicios como sí en muchísimas otras ciudades vemos tirados por el suelo, botellas, botes, bolsas, papeles, etc. por rincones y bordillos, no se ven isletas rodeadas de basuras, cajas de comercios, etc. no se ven, ni huelen meadas en rincones, ni mierdas de perros, y las papeleras del centro a rebosar por las fiestas son recogidas en la tarde y noche.




La limpieza es producto fundamentalmente de dos factores, uno, la población ensucia poco, dos, los servicios de limpieza municipales funcionan bien. Múltiples calles son barridas a todas horas, día, tarde y noche, limpiadas con agua a presión y los operarios de limpieza son visibles, se hacen notar, lo cual sugiere un Ayuntamiento preocupado por el asunto.